El gallo de la felicidad

Amaneció. El cielo plagado de golondrinas danzando al compás de su alegre trisar. Apenas unas nubes blancas de formas definidas. Respiré aire con aroma a tierra. Cientos de flores con todos los colores del arco iris se abrieron en mi jardín. Mi cuerpo se estremeció. Salí de casa caminando como si tuviera alas. Las calles …